• Noticias Geek
Noticias geek
Guía para comprar un ordenador portátil

Guía para comprar un ordenador portátil

  • 7 de diciembre de 2019

Nada se parece más a un ordenador portátil que otro ordenador portátil. Sin embargo, el rendimiento y el equipo pueden variar mucho de un modelo a otro. Tamaño de pantalla, espacio de almacenamiento, procesador, tarjeta gráfica, conectividad ... las características a tener en cuenta en el momento de la compra son numerosas.

Elegir el mejor ordenador portátil dependerá del uso que se le haga. Para la oficina (procesador de textos, hoja de cálculo, navegar por Internet ...), cualquier portátil puede ser válido. Puedes encontrar ordenadores portátiles desde 300 o 400 € en cualquier tienda especializada. Si planeas utilizar el ordenador para multimedia (almacenamiento de fotos, creación de documentos con gráficos, reproducción de videos, etc.), entonces debes buscar un ordenador que tenga un procesador un poco más potente y conectividad suficiente. En este caso, el precio rondará sobre los 500 o 600 €. Finalmente, para los usuarios exigentes que pretendan usar el ordenador portátil para jugar a videojuegos, retocar fotos o editar videos, es esencial una tarjeta gráfica potente con una memoria dedicada y un disco de alta capacidad (al menos 1 TB). En este caso, debes estar preparado para gastar más de 800 €. Te recomendamos la tienda online Depau, encontrarás portátiles de las primeras marcas, además de ordenadores portátiles específicos para Gaming

Procesador

Es el corazón del sistema que coordina el trabajo de los diferentes componentes. Cuanto más le pidas al ordenador, más potente debe ser el microprocesador. Con un Intel i3 o i5 será suficiente para la mayoría de las aplicaciones.

SSD y/o disco duro

El disco duro aún está muy presente en los ordenador, pero poco a poco la tecnología SSD se va implantando en los nuevos equipos. Hay que decir que este sistema de almacenamiento basado en tecnología flash tiene serias ventajas. Menos engorroso y menos frágil que un disco duro, ofrece un importante ahorro de tiempo gracias a sus altas velocidades de datos y a su reducido tiempo de acceso. Ya sea para copiar archivos, iniciar aplicaciones, abrir documentos o iniciar el ordenador, todo va mucho más rápido. Sin embargo, el SSD tiene una limitación importante: su capacidad de almacenamiento es limitada. Los modelos de consumo rara vez superan los 256 GB. Por lo tanto, lo ideal es que esté asociado con un disco duro de mayor capacidad. Disfrutarás tanto de la velocidad del SSD como de la capacidad de almacenamiento del disco duro.

Tarjeta gráfica

Todos los procesadores Intel y AMD incorporan un circuito gráfico que es suficiente para realizar tareas básicas y jugar a los videojuegos menos exigentes. Si planeas realizar tareas gráficas más pesadas, como el procesamiento de imágenes o la edición de video, debes elegir un ordenador portátil con una tarjeta gráfica (Nvidia o AMD) dedicada. Esta configuración también te permitirá jugar a algunos juegos en 3D. Pero los auténticos gamers 3D deberán buscar ordenador alta gama específicos para estos juegos.

Memoria RAM

Es uno de los factores más importantes y que debes considerar desde el principio, porque no tener suficiente memoria puede ralentizar el ordenador y, a menudo, es imposible añadir más chips de memoria. 4 GB pueden ser suficientes para uso en la oficina, pero recomendamos un mínimo de 8 GB de RAM.

Conectores

Asegúrate de que el ordenador tenga un conector HDMI (para transmitir imagen y sonido) y al menos 3 puertos USB (incluido un puerto USB 3.0, más rápido que USB 2.0 y siempre que pueda ser posible un USB 3 de última generación tipo C). Un puerto Ethernet es una ventaja (en caso de que prefieras Gigabit Ethernet) y un lector de tarjetas SD puede ser útil, especialmente si tienes la intención de transferir al ordenador las imágenes tomadas de la cámara. Para la conexión inalámbrica, opta por Wi-Fi ac (más rápido que Wi-Fi n). En cuanto a la conexión Bluetooth, permitirá transmitir música a un altavoz Bluetooth, por ejemplo.

Pantalla y teclado

Primero, la pantalla. Una pantalla de 15 pulgadas es una buena elección, pero un portátil de 13 pulgadas es más fácil de transportar. Siempre que sea posible, opta por una pantalla Full HD y asegúrate de que el brillo sea suficiente. De lo contrario, puede que te molesten los reflejos cuando lo uses al aire libre o en una habitación bien iluminada. Comprueba también el ángulo de visión vertical y horizontal (cuanto más ancho mejor). Una pantalla táctil puede ser útil, incluso si no responde tan bien como una tableta.

Asegúrate de que el teclado y el panel táctil sean ergonómicos y que la duración de la batería sea suficiente. Este criterio es aún más importante porque a menudo es imposible reemplazar la batería. Finalmente, un sensor de huellas digitales simplifica el desbloqueo de la sesión.

Software instalado

La mayoría de los portátiles vienen con una versión de prueba de Microsoft Office 365 Office Suite, con una duración de 30 días. Más allá de eso, tienes que pagar la licencia. Algunos portátiles también incorporan versiones anteriores del software ofimático. La presencia de software de edición de video como Cyberlink, por ejemplo, puede ser útil. Un programa para reproducir videos es una ventaja, muchos de ellos se pueden descargar de forma gratuita.