• Noticias Geek
Noticias geek
Los hologramas de R2-D2 ya son una realidad

Los hologramas de R2-D2 ya son una realidad

  • 15 de noviembre de 2019

Pronto podremos interactuar físicamente con hologramas táctiles gracias a un nuevo dispositivo.

Gracias a la ecografía un prototipo ha sido capaz de proyectar imágenes 3D visibles y audibles sin un casco de realidad virtual o cualquier otro artificio.

El holograma de la princesa Leia en "Star Wars" se convertiría dejará de ser ciencia ficción: los científicos han desarrollado una tecnología que proyecta hologramas que se pueden ver a simple vista, escuchar e incluso "tocar", según un estudio publicado el miércoles 13 de noviembre en Nature.

Gracias a la ecografía, >este prototipo es capaz de proyectar imágenes en 3D como una mariposa flotando en el aire, un globo o un emoji en movimiento, todo visible y audible sin un casco de realidad virtual o cualquier otro dispositivo, detalla este estudio de la Facultad de Ingeniería e Informática de la Universidad Británica de Sussex.

Los investigadores comparan su descubrimiento con la imagen holográfica de la princesa Leia pidiendo ayuda, que el pequeño droide R2-D2 proyecta en el suelo en la primera entrega de la saga "Star Wars" (1977).

"Nuestro sistema está revolucionando el concepto de pantalla 3D. El contenido no es simplemente visible a simple vista, es similar en todos los aspectos a un objeto real, lo que permite interactuar con la pantalla", dice Sri Subramanian, gerente de proyecto en un comunicado.

El dispositivo, un "Monitor de trampa acústica multimodal" (MATD) que utiliza software programable, utiliza ondas de sonido para mantener una partícula (como una pequeña bola) en el aire, a través de la mecánica del levitación acústica. La partícula así "atrapada" se ilumina con luz roja, verde y azul para controlar el color.

Esta partícula coloreada se mueve a una velocidad tal que a simple vista integra los diferentes estímulos de luz en una sola forma y se percibe una "imagen volumétrica en el aire", dice Ryuji Hirayama, autor principal del estudio.

"Nuestra tecnología está inspirada en los televisores antiguos que usan un solo haz de color que recorre la pantalla tan rápidamente que su cerebro la graba como una sola imagen", agrega el investigador.

Simultáneamente, esta pantalla puede producir sonido y generar una "retroalimentación táctil". "Los ultrasonidos son ondas que transportan energía a través del aire. Al usar esta energía, nuestro sistema puede estimular su piel para que se pueda sentir un cuerpo sólido".

El equipo de investigadores cree que esta herramienta de visualización MATD, a través de su "potencial para manipular la materia sin tocarla", podría ser útil para ciertas profesiones como la biomedicina, el diseño o la arquitectura.