• Noticias Geek
Noticias geek
¿Cómo afecta al cerebro un uso intenso de Internet?

¿Cómo afecta al cerebro un uso intenso de Internet?

  • 7 de junio de 2019

Internet está en la vida de millones de personas. Entre los juegos online, las redes sociales y las plataformas de entretenimiento, nuestro cerebro está constantemente bombardeado con información que debe priorizar y procesar. En un estudio reciente, los investigadores han demostrado cómo Internet puede tener un impacto significativo en el cerebro y las capacidades cognitivas, así como en las interacciones sociales.

Un equipo internacional de investigadores de la Western Sydney University, Harvard University, Kings College, Oxford University y la University of Manchester han descubierto que Internet puede producir alteraciones agudas y duraderas en áreas específicas del cerebro afectando a nuestra capacidad de atención, procesos de memoria e interacciones sociales.

En un estudio publicado en la revista World Psychiatry, los investigadores examinaron las principales hipótesis sobre cómo Internet podría modificar los procesos cognitivos, y luego examinaron en qué medida estas hipótesis fueron corroboradas por hallazgos de investigaciones psicológicas y psiquiátricas recientes, así como en el campo de la neuroimagen.

Un impacto en el procesamiento cerebral de la información.

"Los hallazgos de este informe indican que altos niveles de uso de Internet podrían afectar a las funciones cerebrales. Por ejemplo, el flujo interminable de información y notificaciones de Internet nos alienta a mantener constantemente la atención dividida, lo que a su vez puede reducir nuestra capacidad de mantenernos enfocados en una sola tarea", dice Joseph Firth, Especialista en cognición en el NICM Health Research Institute en Western Sydney University.

"Además, el mundo online se nos presenta como un recurso único, amplio y accesible de forma permanente, con datos e información que nunca se reducen a unos pocos clics. Dado que literalmente tenemos a mano la mayor parte de la información del mundo, estamos comenzando a cambiar nuestra capacidad de memorizar incluso valoramos los hechos y el conocimiento en la sociedad y en el cerebro de manera diferente".

Los posibles efectos perjudiciales de Internet en los niños pequeños.

La reciente introducción y la adopción generalizada de estas tecnologías, así como las redes sociales, también preocupa a algunos maestros y padres. Las pautas de 2018 de la Organización Mundial de la Salud recomendaron que los niños pequeños (de 2 a 5 años) estén expuestos a pantallas e Internet por un máximo de una hora por día.

Sin embargo, el informe también encontró que la gran mayoría de las investigaciones sobre los efectos de Internet en el cerebro se han realizado en adultos; por lo tanto, es necesario continuar los estudios para determinar las ventajas y desventajas de usar Internet entre los jóvenes.

Según Firth, aunque se necesita más investigación, evitar los posibles efectos negativos podría ser tan simple como garantizar que los niños no pierdan otras actividades de desarrollo, como las interacciones sociales y el ejercicio.

"Al mismo tiempo, también es importante hablar con los niños sobre cómo Internet les puede afectar en sus vidas", para identificar a los niños en riesgo de acoso online, adicción e incluso explotación, y así permitir Intervención rápida para evitar consecuencias perjudiciales.

"El bombardeo de estímulos a través de Internet y el enfoque dividido resultante es una cuestión de preocupación", dijo Jerome Sarris, autor principal. "Creo que, con el aumento de la Instagramificación de la sociedad, tiene la capacidad de cambiar tanto la estructura como la función del cerebro, al mismo tiempo que podemos cambiar nuestro tejido social".

John Torous, coautor y director del programa de psiquiatría digital del Centro Médico Beth Israel Deaconess e investigador clínico de la Escuela de Medicina de Harvard, añade: "Los hallazgos de este artículo subrayan cuánto necesitamos aprender sobre el impacto de las Nuevas Tecnologías en el mundo, en salud mental y cerebro. Ciertamente hay nuevos beneficios potenciales para algunos aspectos de la salud, pero debemos equilibrarlos con los riesgos potenciales".

"Está claro que Internet ha cambiado radicalmente las posibilidades de interacción social y los contextos en los que pueden tener lugar las relaciones sociales. Por lo tanto, es esencial comprender el potencial del mundo online para cambiar nuestro funcionamiento social y determinar qué aspectos de nuestro comportamiento social cambiarán y cuáles no", concluye Firth.

Comentarios

AlbertoRomero

7 de junio de 2019

Tampoco creo que sea bueno tener Youtube de fondo mientras se realiza otra tarea, como por ejemplo trabajar o estudiar.


Añade tu comentario