• Noticias Geek
Noticias geek
¿Cuáles son las diferencias entre Intranet y Extranet?

¿Cuáles son las diferencias entre Intranet y Extranet?

  • 13 de noviembre de 2020

Tan pronto como Internet comenzó a extenderse a fines del siglo XX, los responsables de la gestión de documentos y sistemas de datos comprendieron de inmediato el inmenso potencial de este nuevo servicio.

Por ejemplo, en 1997, Airbus Industries comenzó a desarrollar su propio sistema para compartir documentación técnica para todos sus aviones. La idea era que todos los ingenieros y técnicos autorizados y asignados para mantener uno de sus dispositivos tuvieran acceso a los archivos de referencia en su última versión, independientemente de cuándo y dónde. Nació uno de los primeros sistemas de Extranet, desencadenando el declive y luego la desaparición de los voluminosos archivos técnicos en papel y el exorbitante costo de editar y enviar hojas de actualización a todo el mundo.

Además de eliminar el retraso de varios días entre la corrección de un manual técnico y su toma en cuenta por parte de los equipos operativos en campo, esta revolución ha generado enormes economías de escala y mejor desempeño.

El sistema era económico: se ejecutaba en Unix con un servidor web de código abierto Apache. La interfaz del cliente se ejecutaba en PC de oficina con el ahora desaparecido navegador Netscape. Más de 20 años después, nada ha cambiado realmente en la infraestructura de los servidores de Intranet y Extranet que generalmente se ejecutan en bases de datos Linux, Apache y MySQL, todo de forma gratuita.

En pocas palabras, un sistema de Intranet es un servidor documental web corporativo que se ejecuta en un servidor de Internet dentro de la red informática interna de la empresa y solo se puede acceder desde estaciones de trabajo cliente conectadas a la misma red.

Hablamos de una Extranet cuando los datos salen del recinto protegido de un sitio informático, viajan a través de la red global y son explotados en todo el mundo. Ya sea IN-tranet o EX-tranet, este sistema de gestión de la información es la base técnica esencial para los métodos de trabajo colaborativos que son el estándar en la actualidad.

Para garantizar la confidencialidad de los datos transmitidos, hoy en día se utiliza el protocolo HTTPS con el nivel más alto de cifrado. Además, los enlaces generalmente utilizan VPN (redes privadas virtuales) que hacen que las solicitudes de sitio a sitio y los intercambios de datos sean “invisibles”.

La gestión esencial de los derechos de acceso

En dos décadas, los principios se han mantenido iguales, pero la potencia de los procesadores, las memorias, el almacenamiento y las unidades de procesamiento de información han evolucionado tan rápidamente como el ancho de banda de la red global.

Donde, en ese momento, solo podían pasar datos en forma de números o cadenas cortas de caracteres, las redes de Intranet y Extranet ahora sirven todo tipo de documentos: textos, imágenes, fotos, videos, sonidos, etc. Simulaciones 3D, etc. De hecho, cualquier fuente documental de una empresa puede ser utilizada en tiempo real por cualquiera de sus empleados, socios, contratistas o clientes en cualquier parte del planeta. Se trata de derechos.

Lo que ha evolucionado considerablemente junto con el resto de parámetros en torno a una arquitectura bastante estable, es la gestión de protocolos de seguridad. Obviamente, cada empleado, cada actor, cada colaborador no debe tener derecho a consultar, posiblemente revisar, modificar, redactar o crear un documento a menos que sus funciones lo justifiquen y solo por un tiempo limitado.

Como resultado, las técnicas de identificación se han reforzado constantemente: contraseñas, claves biométricas (huellas dactilares, iris, etc.) y ahora identificaciones de dos factores para asegurar al máximo el acceso a la información. Y es, obviamente, en esta área de la seguridad informática donde se centra la atención de todos los desarrolladores informáticos en un momento en el que están entrando en el mercado los inicios de tecnologías aún más revolucionarias como los ordenadores cuánticos y la inteligencia artificial.

Porque, como todo el mundo sabe, la única riqueza real de una empresa es su información: datos financieros y contables, planes de acción y gestión, repositorios de conocimientos técnicos, flujos logísticos, declaraciones de inventario, procesos y patentes, etc ...

Para tener éxito, una empresa debe ahora más que nunca permitir el acceso inmediato a esta información por parte de cualquier persona autorizada y evitar su explotación por cualquier otra persona.

Para hacer que este tesoro sea aún más invulnerable, en lugar de esconderlo en servidores de hardware hiperprotegidos en el corazón de la sede de TI, la tendencia actual es contraria a la intuición: es repartir la información por todo el mundo utilizando servidores virtuales redundantes hipercodificados. Las redes de Intranet y Extranet han entrado en la era de la nube.