• Noticias Geek
Noticias geek
¿Te acuerdas del ordenador MSX2 Sony HB-F9S?

¿Te acuerdas del ordenador MSX2 Sony HB-F9S?

  • 4 de abril de 2020

Hemos recuperado un artículo de la revista MSX Extra nº33 sobre el MSX 2 Sony HB-F9S ¿quieres saber que se dijo sobre este ordenador hace 30 años?

Las especiales características de estos ordenadores, junto con su compatibilidad MSX los convierten en los mejores ordenadores domésticos del mercado, superando con creces a muchos.

Tal vez los MSX-2 tengan una cierta fama de aparatos caros -sobre todo si se los compara con los MSX de primera generación-. Esta impresión se debe a que la mayoría de MSX de segunda generación incorporan una o dos unidades de discos. Estas unidades confieren al ordenador una extraordinaria flexibilidad pero, lógicamente, encarecen su precio.

Muchos usuarios preferirían adquirir en primer lugar su ordenador MSX-2 para, más adelante, ampliarlo con la adquisición de la unidad de disco.

Esta es la principal ventaja del aparato que hoy comentamos.

El Sony HB-F9S es un MSX de segunda generación con todas las características que marca el estándar; pero con la salvedad de que no incorpora unidad de disco.

Esto, en principio, no es motivo de incompatibilidad, ya que la norma MSX no obliga a la incorporación de esta unidad. Es un inconveniente, en cambio, ya que muchos de los programas para MSX-2 se editan únicamente en formato de disco.

Vamos a observar más de cerca las características de este peculiar aparato. SONY HB-F9S, IMPRESION.

Al desembalar el HB-F9S nos encontramos con un ordenador de estética muy agradable y con una línea muy funcional.

En primer lugar encontramos un cómodo teclado en castellano (incorpora la tecla ñ) sobre el que se hallan las teclas de función y las de edición (INS, DEL, HOME y STOP). La distribución de estas teclas es similar a la de otros MSX sin que quepa resaltar ningún detalle especial sobre ellas.

Sin embargo notamos una tecla poco habitual en los teclados MSX, la tecla RESET. El botón de RESET se halla presente en muchos MSX, ya que permite reinicializar el aparato sin necesidad de apagarlo y volverlo a encender. Sin embargo son pocos los que la incorporan en el teclado (algún otro modelo de SONY). Esta tecla se halla por debajo del nivel del resto de las teclas de forma que no es posible pulsarla por equivocación.

Respecto al teclado hemos de destacar, de igual forma, la existencia de teclado numérico separado, muy cómodo a la hora de entrar datos numéricos en nuestro ordenador.

VEAMOS LAS CONEXIONES

A primera vista se aprecia la existencia de dos conectores de cartucho en la parte superior del ordenador, como viene siendo ya costumbre en la mayoría de MSX. Encontramos así mismo dos conectores para joystick y, claro está, la toma de corriente que va conectada directamente a la red eléctrica.

Otras conexiones más interesantes son la salida de impresora Centronics, así como la de cassette y las de conexión a una pantalla. Sobre este último aspecto existen en este aparato tres diferentes salidas. Encontramos la salida RGB, que permite conectar el aparato a monitores de este mismo tipo, consiguiéndose así una alta calidad de imagen, ideal para, observar la extrema calidad de los gráficos MSX-2.

Permanecen, no obstante, las salidas para televisión y para monitores de vídeo compuesto. Un detalle interesante.

Dada la inferior resolución de estos últimos tipos de pantallas, existe en la parte posterior del HBF9S un interruptor que nos permite seleccionar la visión en blanco y negro o color. En el caso de seleccionar blanco y negro obtendremos una mejor definición de los gráficos, aunque trabajemos con un televisor.

Podemos, sin embargo, apreciar el colorido de los MSX-2 seleccionando la opción color. Todo ello con sólo un televisor doméstico.

EL INTERIOR DEL HB-F9S

El interior del HB-F9S es, como cabía esperar, el de un perfecto MSX-2.

Encontramos en él 128 Kb de RAM accesible al usuario y 128 Kb de VRAM para los gráficos de alta resolución.

Como viene siendo normal en los MSX, sin embargo, desde el BASIC la memoria se verá limitada a 28815 bytes para programas. Disponemos, sin embargo, de la posibilidad de utilizar el resto de la memoria como disco RAM, con lo que podemos mantener varios programas simultáneamente en memoria, o utilizar programas que en condiciones normales no cabrían en 28Kb de RAM.

Observamos, además, la existencia de un programa integrado en el ordenador, y que se conecta nada más encender el aparato. Este programa consiste en una completa y atractiva (por el uso de gráficos MSX-2) agenda con calendario, reloj, calculadora, y un largo etcétera de opciones para el usuario.

Respecto a memoria ROM, este ordenador incorpora los 48 Kb necesarios para albergar el BASIC de MSX-2 más la memoria adicional para el programa de agenda personal.

Como ordenador de la segunda generación, el HB-F9S incorpora en su BASIC todas las instrucciones necesarias para controlar los nuevos modos gráficos, el reloj, el disco-RAM, y la larga lista de comandos que el MSX-2-BASIC añade al de los MSX de primera generación.

Entre las características más destacadas de esta ampliación cabe señalar los nuevos modos de pantalla (ver cuadro ), la utilización de 512 colores, y la posibilidad de redefinir los colores estándar a nuestro antojo con la función de paleta de colores.

Podemos, además, copiar pantallas o zonas de dibujos en la memoria VRAM y volcarlas luego muy rápidamente sobre la pantalla, utilizar hasta 32 sprites, sin que desaparezca ninguno, aunque haya 5 en una mis-ma línea horizontal. (La regla del 5.° sprite de los MSX- 1 se amplía hasta 8 sprites en el MSX-2).

Y, sobre todo, la pérdida del emborronamiento que se produce en los MSX de primera generación si pintamos de diferentes colores en zonas muy próximas de la pantalla.

Todas estas características hacen que sea un ordenador de amplias prestaciones con un precio más que aceptable, todo un MSX-2 por sólo 65.000 ptas. La unidad de disco, ya vendrá más adelante...