• Noticias Geek
Noticias geek
Que tener en cuenta a la hora de comprar un ordenador para juegos

Que tener en cuenta a la hora de comprar un ordenador para juegos

  • 22 de junio de 2019

¿Quieres destinar tu ordenador a los videojuegos? Puedes comprar uno directamente ya optimizado para los videojuegos más actuales o actualizar tu viejo PC. Hemos preparado una guía que te ayudará a elegir la configuración más adecuada para disfrutar de los últimos videojuegos.

Cuanto más sepas sobre el funcionamiento de los ordenadores para juegos más fácil te será elegir los componentes necesarios. Puede que únicamente tengas que actualizar un componente del hardware o de lo contrario te venga mejor comprar uno nuevo ya preparado, es importante que averigües realmente lo que necesitas para tener una plataforma optimizada para jugar.

Esta guía te explicará los componentes de un ordenador que están involucrados en el rendimiento de los videojuegos, a la vez aprenderás las distintas partes del sistema por si en un futuro necesitas actualizarlo.

CPU

Una CPU, o unidad central de procesamiento, es lo que procesa las instrucciones de las aplicaciones. Recopila información del programa para luego decodificarlo y ejecutar los comandos. Es importante en las necesidades informáticas generales, pero es un componente especialmente importante a considerar cuando se piensa en los videojuegos.

Los procesadores se pueden construir con diferentes números de núcleos, como dual-core (2), quad-core (4), hexa-core (6), octa-core (8), etc. Si estás buscando un alto rendimiento, un procesador de cuatro núcleos o hexa-core funcionan bien en aplicaciones de subprocesos múltiples.

Las velocidades varían según el modelo y el voltaje, pero para evitar los cuellos de botella, normalmente necesitarás un procesador que funcione a un mínimo de 2.0 GHz, por supuesto, 3.0 GHz y 4.0 GHz son incluso mejores.

Placa Base

Otro componente importante cuando se considera un PC para videojuegos es la placa base del ordenador. Después de todo, la CPU, la memoria y las tarjetas están conectadas directamente a la placa base.

Si estás construyendo tu propio PC para videojuegos necesitarás una placa base que tenga suficientes ranuras para la memoria que deseas utilizar y espacio suficiente para la tarjeta de video. Además, si planeas instalar dos o más tarjetas de gráficas, asegúrate de que la placa base admita SLI o CrossFireX (términos de NVIDIA y AMD para configuraciones de tarjetas de gráficos múltiples).

Memoria

Esta pieza de hardware se la conoce como RAM. La memoria proporciona un espacio para que la CPU acceda a los datos. Básicamente, permite al ordenador usar los datos rápidamente, por lo que cuanta más RAM tengas mejor, eso se traducirá en juegos más rápidos.

La cantidad de RAM que necesitas depende de para qué se use el ordenador. Un PC destinados a jugar necesitará más memoria RAM que la que se use para navegar por Internet, pero incluso dentro del ámbito de los juegos, cada juego tiene sus propios requisitos de memoria.

Una ordenador normal que no esté destinado a jugar probablemente sea suficiente con 4 GB de memoria, tal vez incluso menos. Sin embargo, un PC para juegos puede requerir 8 GB de RAM o más. De hecho, algunas placas base pueden contener grandes cantidades de memoria, como 128 GB, por lo que sus opciones son casi infinitas.

Como regla general, puedes suponer que 12 GB de memoria son suficientes para la mayoría de los videojuegos, pero no uses ese número como única razón para comprar el ordenador.

Si un videojuego dice que necesita 16 GB de RAM y solo tienes 8 GB, existe una gran probabilidad de que el videojuego simplemente no funcione. La mayoría de los videojuegos recomiendan un mínimo y un máximo recomendado, como 6 GB mínimo y 8 GB recomendado.

Investiga un poco sobre los requisitos de memoria de tus videojuegos favoritos, así no tendrás problemas.

Tarjeta gráfica

Otro componente vital de un PC para jugar es la tarjeta gráfica.

Hoy en día, hay una gran selección de tarjetas gráficas en el mercado, desde modelos de presupuesto que cuestan alrededor de 50€ hasta soluciones extremas de GPU múltiples que pueden costar fácilmente 600€ como los componentes de Nvidia GTX 1080.

Si estás empezando a jugar con tu PC, busca una tarjeta gráfica que tenga al menos GDDR3 RAM de video (GDDR5 o GDDR6 que es aún mejor) y es compatible con DirectX 11. La mayoría, si no todas, las tarjetas de video ofrecen estas características.

Disco duro

El disco duro es donde se almacenan los archivos. Un usuario normal tendrá suficiente con 250GB de disco duro e incluso con menos pero esa cantidad es insuficiente si vas a destinar el ordenador a jugar.

Por ejemplo, es posible que el videojuego que deseas descargar requiera alrededor de 50 GB de espacio en el disco duro. Bien, instálalo y comprobarás que tras una actualización ocupará 70 Gigas.

Es importante tener instalado un disco duro de gran capacidad. Afortunadamente, la mayoría de los ordenadores de escritorio pueden admitir dos o incluso tres discos duros, por lo que no tienes que preocuparse ya que será tan sencillo como conectar otro disco duro.

Además del tamaño, debe pensar el tipo de disco duro . Los discos duros de estado sólido (SSD) son mucho más rápidos que los discos duros tradicionales (los que giran), pero también son más caros por gigabyte.

Los SSD también funcionan bien en los ordenadores de escritorio porque ofrecen tiempos de arranque más rápidos y mayores velocidades de transferencia de archivos.

RPM es otro componente de la unidad de disco duro que debes tener en cuenta si estás comprando un nuevo disco duro. Representa las rotaciones por minuto. Cuanto más rápidos sean los RPM, mejor (7200 RPM es lo más común).

Por otro lado, los SSD (que no tienen partes móviles) recuperan y presentan los datos aún más rápido.