• Noticias Geek
Noticias geek
Tim Berners-Lee subastará el código World Wide Web desarrollado en 1989

Tim Berners-Lee subastará el código World Wide Web desarrollado en 1989

  • 16 de junio de 2021

Tim Berners-Lee subastará el código original de su creación de la Wold Wide Web. La empresa encargada de subastar el código será Sotheby’s, que comenzará el 23 de junio. ¿Estás interesado en tener un trocito de la historia de Internet?

Tim Berners-Lee, el padre de la World Wide Web, puso a disposición de la humanidad su invento, evitando que fuera tomando por empresas y patentes. No buscaba dinero en la web y su idea era impulsar el desarrollo de una plataforma abierta bajo el control total de cada usuario.

La Web nació el 12 de marzo de 1989 en los laboratorios del CERN en Ginebra cuando Berners-Lee publicó el diseño final de su innovador sistema basado en hipertexto y puso en marcha el primer servidor Web de la historia.

Decíamos que el informático británico, galardonado con el título de caballero por la reina, nunca ha intentado en lo más mínimo obtener una ventaja económica de su revolucionario invento. Y no lo hará incluso ahora que la conocida casa de subastas Sotheby’s permitirá la compra del código del primer servidor web desarrollado por Berners-Lee así como toda la documentación elaborada en su momento por el investigador.

Berners-Lee y su esposa utilizarán el dinero recaudado con la venta para apoyar una serie de organizaciones benéficas.

Lo más interesante es que Berners-Lee eligió crear un token no fungible (NFT) para hacer que su trabajo sea único. Quien compre el código y el material accesorio subastado en Sotheby’s se asegurará una parte de la historia que, de hecho, no perderá valor con el tiempo.

El código de la propuesta de la World Wide Web se subastará a partir del 23 de junio y la operación de venta finalizará a fin de mes. El precio inicial se ha fijado en 1.000 dólares, pero casi se supone que el comprador podría desembolsar millones de dólares.

Porque el código ciertamente se puede copiar pero solo una persona en el mundo se convertirá en el dueño de la idea de la World Wide Web, transformando el desembolso en una subasta en una inversión, como en el caso de una preciosa obra de arte.