• Noticias Geek
Noticias geek
6 ejemplos de IOT (el Internet de las Cosas)

6 ejemplos de IOT (el Internet de las Cosas)

  • 8 de abril de 2019

Internet of Things (IOT) es una nueva tecnología surgida recientemente y que se encuentra en pleno desarrollo. IOT tiene una amplia gama de aplicaciones y, al parecer, está impulsando la actual tecnología digital. Se espera que el año 2019 sea decisivo para la implantación de la tecnología IOT en las empresas.

¿Qué es Internet de las cosas (IOT)?

IoT es el acrónimo de Internet Of Things. El término IoT apareció por primera vez en 1999 en un discurso del ingeniero británico Kevin Ashton. Se usó para designar un sistema donde los objetos físicos están conectados a Internet. También son sistemas capaces de crear y transmitir datos para generar valor para sus usuarios a través de diversos servicios (agregación, análisis ...). Las aplicaciones son infinitas, puedes descubrir muchas más en el blog sobre tecnología del futuro, encontrarás los nuevos dispositivos que ya están disponibles basados en IOT.

Según la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones), Internet de las Cosas se define como "una infraestructura global para la sociedad de la información, que proporciona servicios avanzados mediante la interconexión de objetos (físicos o virtuales) a través de tecnologías. Información y comunicación existente y en evolución”.

Con el tiempo, el término ha evolucionado y ahora abarca todo el ecosistema de objetos conectados. Este ecosistema incluye fabricantes de sensores, aplicaciones software, inteligencia artificial para la toma de decisiones.

Con cada nuevo dispositivo IOT, la tecnología digital da un nuevo paso y surgen nuevas ideas que transforman la tecnología digital, ideas hasta entonces desconocidas.

La plataforma IOT se utiliza para recopilar datos de todos los dispositivos que se conectan y se comparten con otros para un propósito específico.

La principal ventaja de IOT es que se puede decidir qué información es válida y cuál no, compartiendo únicamente la información válida. Es decir, la tecnología IOT procesa toda la información para la toma decisiones.

Internet de las cosas en 2019

Las oportunidades de negocios con IOT tienen una gran demanda, vivimos en un mundo globalizando con grandes retos, los sistemas actuales se están quedando obsoletos ya que son incapaces de tomar decisiones. IOT está diseñado para afrontar los grandes problemas gracias a la toma de decisiones a través del procesamiento de datos masivo.

Cuando elijas implementar IOT a tu empresa, debes pensar cómo esta tecnología puede ayudarte a solucionar un problema. A continuación vamos a comentar algunos ejemplos de cómo IOT trabaja.

IOT en el hogar

Para 2020, el Instituto Gartner espera más de 50 mil millones de dispositivos conectados. Es evidente que estamos presenciando una verdadera revolución digital que cambiará radicalmente nuestro estilo de vida.

Tomemos un ejemplo en el campo de la vivienda inteligente, también conocida como Smart Home. Imagina que tu frigorífico se vuelve inteligente. Un frigorífico que puede decir en tiempo real qué alimentos se han agotado para proceder a la compra de manera automática.

El refrigerador es un ejemplo. Pero el número de objetos que se pueden conectar hoy es ilimitado. El potencial de Internet de las cosas para todos nosotros es increíble, pero también para las empresas.

Donde realmente destaca es en la gestión de la energía en la vivienda e incluso en la seguridad.

IOT en el transporte

Podemos tomar el ejemplo de las empresas de transporte. Utilizan los datos recopilados por los sensores y las herramientas de análisis de Big Data para mejorar la eficiencia, ahorrar dinero y reducir su impacto en el medio ambiente.

Los vehículos de reparto llevan sensores que monitorizan la condición del motor, el número de paradas, la velocidad de viaje, el número de kilómetros recorridos o la cantidad de combustible consumido.

IOT en el sector salud

El sector salud es uno de los primeros sectores en adoptar la tecnología IOT, son muchas las ventajas y cada día aparecen nuevas iniciativas. Gracias a IOT es posible mejorar los diagnósticos, tratamientos, mantenimiento de equipos etc.

Por ejemplo, se puede conectar IOT con un dispositivo de ECG (un dispositivo que registra el estado del corazón) para recopilar información de un paciente y compartirla con otros centros de atención médica.

IOT en la agricultura

Podemos mejorar la agricultura mediante la implementación de la tecnología IOT. Los agricultores pueden recibir y compartir datos para mejorar sus producciones.

IOT y Big Data también se utilizan en el campo de la agricultura. Por ejemplo, los agricultores colocan sensores en los campos para medir el nivel de humedad y transmiten los datos a un sistema central. Por lo tanto, es posible saber cuándo las plantaciones alcanzan su nivel óptimo de humedad.

IOT en la educación

La formación se vuelve más eficiente si aplicamos IOT al sector educativo.

Hoy en día, muchas universidades y colegios han implantado plataformas IOT para sus estudiantes. Los maestros pueden averiguar fácilmente las habilidades y dificultades de cada estudiante según la materia, toda la información será proporcionada por el sistema IOT.

IOT en retail

Al utilizar una aplicación IOT, los minoristas pueden controlar fácilmente el comportamiento de sus clientes, sus necesidades, hábitos de compra, preferencias, etc.

De este modo, pueden mantener una mejor experiencia de usuario para aumentar las ventas.

IOT en logística

Al aplicar las aplicaciones IOT a los sectores logísticos, es posible hacer un seguimiento del inventario, las ubicaciones y otros factores de monitoreo. Desde el lado del consumidor, IOT ofrece muchos beneficios a los como la transparencia, eficiencia, sistemas de fidelización, etc.

Con estos 6 ejemplos te puedes hacer una idea de la importancia de esta nueva tecnología. IOT es un sistema de captación de datos masivo que analiza la información para la toma de decisiones.


El Internet de las cosas transformará literalmente nuestra sociedad. Esta afirmación puede parecer utópica, pero solo hay que ver cómo han cambiado los teléfonos móviles desde la llegada del iPhone, hace diez años.

Añade tu comentario