Samsung ha desarrollado, con investigadores de la Universidad de Stanford, una pantalla con una densidad de píxeles récord de 10.000 píxeles por pulgada.

Actualmente los móviles más avanzados ofrecen una densidad de 400 píxeles por pulgada (ppi). Una densidad más que suficiente para la mayoría de las aplicaciones que usan los usuarios, sin que moleste el espacio entre cada píxel. Esto no ha impedido que Samsung vaya más allá ... mucho más.

De hecho, el fabricante coreano, en asociación con investigadores de la Universidad de Stanford, ha desarrollado una pantalla con una densidad de 10.000 píxeles por pulgada. Una densidad muy superior a cualquier producto del mercado, tanto en términos de televisores y pantallas de PC, teléfonos inteligentes, relojes inteligentes o incluso visores de cámaras Oled.

En comparación, el Sony Xperia 1 II, que actualmente ofrece la pantalla más densa del mercado para un teléfono móvil, alcanza los 625 píxeles por pulgada. Para los visores de cámara Oled, puede incluso llegar a una densidad de 4000 píxeles por pulgada.

2.4 MICRAS DE PÍXELES DE ANCHO

Para su pantalla, Samsung desarrolló un panel Oled con píxeles de alrededor de 2,4 micrones de ancho. Cada uno de estos píxeles se divide en cuatro partes de igual tamaño para iluminar el píxel en rojo, verde o azul. "La luz emitida viaja hacia adelante y hacia atrás entre las capas reflectantes de la pantalla hasta que finalmente escapa a través de la superficie plateada en la superficie de la pantalla", detalla IEEE Spectrum, que reporta la información.

Queda por descubrir un uso preciso para pantallas con tal densidad de píxeles. La principal podría ser la realidad virtual, ya que este uso requiere pantallas muy cercanas a los ojos y por tanto una mayor densidad respecto a lo que se puede encontrar en un smartphone, generalmente utilizado a unos treinta centímetros de los ojos.

Fuente: IEEE Spectrum